Klout una pérdida de tiempo

Inicio/Social Media/La influencia de Klout

Menos Klout y más trabajo

Voy a abrir un tema que seguramente no sea ajeno a polémica, la influencia de Klout en nuestros negocios. Este post es fruto de un experimento que llevo seis meses realizando y midiendo, un buen día decidí dejar de dar importancia a mi Klout, no tenía claro si la influencia de Klout estaba beneficiando nuestra pequeña empresa Jardín de Ideas. Es muy posible que mi experiencia con Klout no sea significativa, y es posible que muchos influencers no se muestren favorables a lo que voy a exponer, pero los resultados son tan claros que por ahora voy a seguir así.

klout Esta claro que las redes sociales aportan gran parte del tráfico que recibe nuestra página web, aproximadamente el 52% del tráfico es social, pero al final lo que buscas en tu web no es sólo tráfico, también quieres conversiones, posiblemente los grandes influencers, a quienes admiro y respeto muchísimo, me puedan decir que mi estrategia en redes sociales no ha sido la más adecuada, y tampoco les voy a quitar la razón, es muy posible que me haya equivocado y por ello no reciba los resultados esperados de las redes, pero no creo que la influencia de Klout sea determinate en ello. También debo confesar que el hecho de abandonar la estrategia de influencer no ha sido una decisión estratégica, más bien fruto de la casualidad, ya que por carga de trabajo, me ausenté de las redes sociales durante algunas semanas y ahí es cuando empieza el experimento sobre la influencia de Klout, en aquel momento mi Klout se había situado en 80, lo cual no estaba nada mal, los seguidores en las distintas redes sociales no dejaban de aumentar, pero la facturación no crecía, se mantenía estable pese al aumento de influencia en Klout, sin embargo tras centrar mis esfuerzos en las conversiones de las visitas a mi web, me di cuenta que mi Klout era inversamente proporcional a la facturación de la empresa, la primera bajada significativa me hizo perder dos enteros de Klout, y me situé en un valor cercano a 78, pues bien, al finalizar ese mes, nuestros resultados de facturación habían aumentado cerca de un 10%, podía ser fruto de la casualidad, pero ello me animó a seguir, ahora si, con una estrategia de dejar caer mi influencia Klout, mi presencia y actividad en las distintas redes bajó casi al 50% de la que tenía cuando estaba con mi flamante Klout 80 y que me daba reconocimiento de otros profesionales pero poco negocio. En el siguiente mes nuestra facturación volvió a crecer, esta vez un poco menos, en torno al 8%, pero seguía creciendo que era lo importante, mi actitud en las redes se volvió un poco más distante aún, ya no participaba tanto en Twitter, mi red preferida y principal factor de puntuación de la influencia en Klout, sólo accedía a Twitter una hora diaria y normalmente por las noches, con lo cual mis seguidores se mantenían estables pero no crecia ni bajaba, mi “influencia” Klout empezaba a precipitarse hacia el abismo, había bajado hasta un Klout 73, 7 puntos en apenas tres meses y entonces empieza el cambio real, nuestra facturación al final del cuarto mes había crecido un 20%, ¿acaso no era la misma persona, en la misma empresa y con la misma estrategia comercial?, la respuesta es contundente, SI, nada había cambiado, sin embargo el tráfico desde las redes sociales se mantenía estable en torno a ese 52%, la diferencia es que ahora convertía y antes no. Si que es cierto que el sacrificio de apartarse de las redes va en contra del engagement de tus publicaciones, ya que tus seguidores pierden el interés hacia ti, pro a su vez también he notado que en mis redes hay mucha gente que no es un potencial cliente, debo confesar que nunca he tratado de buscar clientes entre mis seguidores, pero si que he conseguido un buen montón de amigos con los que colaborar, por tanto el balance es más que positivo, voy a seguir esta línea un tiempo más y espero que los resultados sigan mejorando, la influencia en Klout no es para mi un factor determinante de negocio, pero si que es un factor importante en mi relación con los demás. Voy a mantener a mis compañeros de profesión, velar por consolidar nuestra relación, y que vean que sin un Klout alto también puedo resultar resolutivo y eficaz, ese es el gran reto, seguir manteniendo la confianza de mis verdaderos amigos y seguir creciendo en volumen de negocio, que al final es lo que nos da de comer, seguramente haya influencers con un gran Klout que se ganen la vida con ello, pero ese no es mi caso. Realmente pienso que el mundo de los grandes influencers es bastante inaccesible y que el Klout de determinada persona sea, talvez un parametro en el que se fijen grandes empresas a la hora de divulgar determinados productos, pero por otra parte, seguramente, estas mismas grandes empresas recurran a personajes públicos con gran engagement para efectuar ese trabajo, si que es cierto que en determinados paises la figura del influencer está tomando protagonismo, pero muy lejos de tratarse de personas, salvo algunas excepciones, que se puedan ganar la vida sóla y exclusivamente de ello. Por tanto, y en base a estas afirmaciones, esto seguro de que la influencia de Klout, a día de hoy, no es ni de lejos determinante para destacar como experto en un tema determinado, soñar es gratis, pero no aporta, por ahora, los suficientes recursos económicos como para justificar una vida dedicada a la influencia.

Sin influencia en Klout

Me he apartado de los algoritmos para influencers, ya no hago caso a Klout, Kred o Alianzo, ahora hago caso a mi intuición, hago caso a mis clientes y la gráfica es sorprendente, a menor influencia mayor negocio.

Efectivamente, el tiempo que dedicaba a mejorar mi influenica en la red iba en contra de mi trabajo en el equipo, esto es sostenible un tiempo, pero al final te acabas dando cuenta que no vives de Klout, que vives de tu trabajo diario, de tu honestidad y además he conseguido un resultado colateral, ahora tengo mayor influencia en el sector, ¿sorprendente no?, pues si, ese es el resultado, mi reputación ha aumentado entre profesionales y clientes, ahora me buscan por la calidad del trabajo que desarrollamos en el equipo y la verdad es que nadie me ha preguntado en estos seis meses de transición que Klout tenía para solicitar mis servicios, ¿será que en realidad Klout no es más que un juego competitivo?. Un juego al que te puedes dedicar una temporada, pero que al final si lo que buscas son resultados, es mucho mejor trabajar duro, por tanto mi afirmación a partir de ahora es, menos Klout y más trabajo.

Si los resultados empeoran os lo contaré, pero si siguen mejorando me voy a quedar cómo estoy, sin mirar ni una sola vez al día mi Klout, ya no me interesa.

Rating: 4.0. From 24 votes.
Please wait...
2017-01-27T07:27:47+00:00

6 Comentarios

  1. Josep M Martinez 09/03/2016 en 7:34

    Gracias Adriana

    No votes yet.
    Please wait...
  2. Adriana González Hernández 08/03/2016 en 22:02

    Totalmente de acuerdo con Josep y con Jesús

    No votes yet.
    Please wait...
  3. Josep M Martinez 08/03/2016 en 16:23

    Caramba Jesús, casi podemos hacer un post con tu comentario. Gracias, mil gracias por tu aportación.

    No votes yet.
    Please wait...
  4. Josep M Martinez 08/03/2016 en 16:23

    Gracias Regina. Feliz semana

    No votes yet.
    Please wait...
  5. Jesús Pernas 08/03/2016 en 12:48

    Hola Josep,

    Estoy muy de acuerdo con tu reflexión.

    En mi opinión, al final, es todo una cuestión de objetivos. Depende cual sea tu objetivo en cada momento tendrás que cuidar o no el indice Klout.

    Si de lo que se trata es de aumentar el alcance de nuestras publicaciones en redes sociales… está claro que un alto índice Klout va a ayudar enormemente a que nuestra lista de seguidores crezca. Mucha gente buscará a quién seguir no solamente por temática, sino también filtrando por estos índices de popularidad. Un Klout alto ayudará sin duda a pasar esta criba inicial.

    Pero si de lo que se trata es de conseguir engagement la influencia del Klout ya empieza a ponerse en entredicho. No por tener mucho Klout van a considerar tu contenido más interesante o a interactuar más con él.

    Si el objetivo es, sin embargo, conseguir más conversiones en nuestro sitio web… entonces la cosa cambia. La estrategia en redes sociales no ha de descuidarse de ninguna manera, pero en mi opinión la influencia del Klout (o cualquiera de estos índices de popularidad) es entonces cuando se reduce al máximo. En este caso tendríamos que poner más esfuerzo en otras cuestiones como atraer tráfico de motores de búsqueda, realizar buenas campañas de publicidad, networking y estrategias de Inbound Marketing (entre otras)

    Si tu objetivo son las ventas (cómo es normal) haces bien preocupándote por este “índice” y no por el Klout… y si luego tu estrategia de Marketing Online consigue además mantener un alto indice de Klout mejor que mejor (daño no te va a hacer), pero siempre con la vista en la diana: las ventas. 🙂

    Un saludo

    No votes yet.
    Please wait...
  6. Regina Castejón 06/03/2016 en 19:55

    Absolutamente de acuerdo contigo, un gran inicio de semana Josep

    No votes yet.
    Please wait...

No se permiten comentarios.