Las ideas están para compartirlas

Inicio > Marketing > Las ideas están para compartirlas

Las ideas están para compartirlas

En primer lugar me presento, soy Pau Pujol, y entre otras cosas soy miembro del equipo de ‘Jardín de Ideas’ desde hará un par de años.

En este post me gustaría hablar sobre las ideas, sobre los proyectos, sobre el enriquecimiento que podemos aportar y recibir si compartimos, sobre el agradecer, … y todo tiene que ver con nuestro querido Marketing.

Las ideas están para compartirlasEmpecemos por el principio, en este caso es la IDEA. Pero exactamente, ¿Qué es una idea? Una idea es un pensamiento, un motivo a hacer algo y a no quedarse en la vida como un espectador más. De ideas tenemos diariamente, cada hora, cada minuto, muchas probablemente ni seamos conscientes de que las tengamos, y a veces muy pocas terminan haciéndose realidad.

Si somos activos de mente, necesitaremos coger esa idea y transformarla en realidad, y como me supongo (porque a mí me pasa) todos querremos llevarla a cabo lo más temprano posible. E aquí la impaciencia, uno de los enemigos más brutales en nuestro sector. Todos sabemos que las cosas bien hechas, acostumbran a necesitar tiempo de cocción, y no podemos pretender que de la noche a la mañana se haya cumplido con un simple chasquido de dedos.

La teoría del caso anterior la conocemos, y la tenemos tan integrada en nuestro cerebro, que muchas veces la pasamos de largo, y la impaciencia nos termina produciendo un mal resultado.

Por otro lado, el que me enfurece cuando no ocurre y me orgullece cuando si ocurre, es el hecho de compartir. Al leer esto quizás habéis relacionado inconscientemente los conceptos: idea y compartir, y de seguro que muchos de vosotros habéis pensado que no es una buena opción.

Las ideas están para compartirlasSoy una persona que le gusta compartir, y me gusta compartir porque veo que puedo recibir muchísimo más de lo que pueda aportar con una simple idea, frase, post, examen, reflexión, … Muy probablemente continuéis con el mismo pensamiento dentro de la cabeza: el compartir no es una buena opción con las ideas.

Eso es porque el miedo a compartir va atado al hecho de creer que tenemos una buena idea. Todas las ideas que tenemos son buenas y de todas se puede sacar más cosas de las que solo nosotros hemos pensado, es por eso que debemos compartir. Todos los que estáis leyendo este post tenéis recursos humanos para compartir y pedir opinión sobre esa idea.

Lo que acabo de escribir, lo he leído 3 veces, y de seguro que pensáis que es una locura. Todos hemos crecido en una sociedad con la mentalidad cerrada, cerrada en compartir las ideas. ¿Por qué tienes que compartir una cosa que es tuya y de nadie más? Nos podrían decir nuestros pensamientos. La causa de que hayamos crecido con esa mentalidad, es el miedo.

El miedo. El miedo a compartir una idea que se nos ha generado en nuestra mente. El miedo de que al explicarlo se nos copien la idea. Y es que esta última frase es la clave del hecho de no querer compartir.

Vuelvo otra vez a una de las primeras reflexiones, compartir nos puede enriquecer mucho más de lo que pensamos, y no me pondré nada filosófico ni pesado, lo explicaré con un ejemplo, que ya he oído de dos personajes muy conocidos en su sector, son Pau García-Milà (emprendedor) y Xavier Sala i Martín (economista). El ejemplo es el siguiente: Se encuentran dos personas, cada una tiene una manzana y una idea. Estas personas deciden intercambiarse las manzanas. Uno coge la manzana del otra i viceversa. Los dos personajes continuaran teniendo dos manzanas. Ahora bien, si deciden compartir sus ideas mutuamente ¿Qué pasará? Es bien sencillo, cada uno tendrá su idea y la del otro. Tendrán dos ideas, con estas dos podrán forjar otra más fuerte juntándolas, rechazar una idea, o cada uno creara su propia idea con las dos unidas, …

Las ideas están para compartirlas

Compartir tu idea con otras ideas enriquece la idea

Cuando explicamos la idea a alguien tenemos varias opciones de reacción del receptor, las tres más generalizadas son:

  • Negación del posible éxito de tu idea. ‘Esto no funcionará’, ‘¿Ya lo has pensado bien?’, ‘Ya hacen algo parecido’, ‘Seguro que alguien más ya ha tenido esa idea…’, etc.
  • Reflexión conjunta sobre esa idea con el objetivo de enriquecer, y ve a saber si termina generando un proyecto con los participantes de la idea.
  • Negación, y posteriormente ‘copiar’ esa misma idea por su cuenta.

La primera opción realmente es destructiva, la idea queda ‘devastada’ por los posibles argumentos del receptor, y los ánimos de la persona que ha tenido esa idea son proporcionales a cómo está la idea en ese momento…

La segunda opción sería la mejor situación en la que nos podemos encontrar si compartimos una idea con alguien. Respeto, proactividad, inteligencia, generosidad, predisposición a participar, …

La tercera opción es la que nos da miedo a gran parte de la sociedad, que nos copien esa idea. Quizás me volváis a denominar como utópico, pero si la gente que recibe esa idea y decide tirarla adelante por su cuenta, si es lo suficientemente inteligente, se rodeará de los mejores para llevarla a cabo. Los mejores serán aquellos que dominen los sectores donde interviene esa idea, pero el mejor será quien haya tenido esa idea, el mejor será el que sepa del porqué de esa idea, el mejor será el que sepa de donde surgió la idea y como se tiene que hacer. Y normalmente el ‘mejor’ será la persona que haya tenido esa idea, sino tiene un problema: no quiere suficientemente a su idea.

El querer tus ideas es fundamental, sino luchas por tus ideas, tus ideas o proyectos no llegaran a ningún sitio, nadie sabrá luchar más que tu por tú idea. El compartir te hará enriquecer tu idea que, si  tiene éxito, muy probablemente termine siendo vuestra idea (la tuya y de quien haya querido añadirse en la aventura de tirar un proyecto hacia delante contigo).

Para ir terminando os dejaré un consejo para las ideas que a mi me va fenomenal. Es imprescindible tener la predisposición de compartir y de querer saber la opinión de tus ideas, para enriquecerlas y para enriquecerte tu como persona. Pero también es necesario saber dosificarse y compartir con calidad. Compartir con calidad a veces se asocia a un contenido pensado varias veces, calmado y pausado, sin prisas y paciente.

Las ideas están para compartirlasSoy un chico muy impaciente, y cuando tengo una idea la escribo, normalmente en mi blog de notas del Iphone, pero cuando llego a casa, abro mi libreta de ideas (así le nombro, y se conoce así en casa) y la apunto. Allí le apunto la idea en general, y todo lo que se me haya ocurrido alrededor de ese concepto, frases, precios, copias, parecidos, gente con quien pueda compartirlo, … todo, completamente todo lo escribo. Al terminar, cierro la libreta.

Por norma general dejo pasar una semana entera hasta que vuelvo a leer esa idea, y os seré totalmente sincero, siempre me paso de periodo, pasan semanas y esa libreta no la abre nadie. Y el caso es que no me acuerdo de abrirla y ponerme a leer, o simplemente no tengo tiempo o estoy cansado del trabajo o de la universidad. El caso es que pasa tiempo, y esa idea sigue ahí.

Este método, de ‘microondas de ideas’ me lo explico una profesora hace años, y es una de las cosas que más he utilizado des de entonces: mi libreta de ideas. El tiempo hace tener paciencia, a ti y a la idea que está esperando. Como yo, es probable que la libreta se vaya llenando de ideas e ideas, y quizás, solo una de cada cien acabes creyendo bastante válida para compartirla con alguien, y a partir de ese ‘share’ hacerla crecer o apuntar más cosas en la libreta y dejar que tu percibas más y más, de esa forma vas viendo si es idea puede llegar a crecer. Es claro que con Facebook o Apple, este formato de ‘microondas de ideas’ no existió, muy probablemente todo fue un relámpago de ideas puestas enseguida en marcha.

Es probable que algunos o la mayoría de que estéis leyendo este post, estéis de acuerdo conmigo que el concepto de ‘gestión’ de ideas o de compartir, seria espectacularmente efectivo si el respeto, la proactividad, la predisposición, delante de este tipo de situaciones de compartir una idea propia con el objetivo claro de enriquecimiento, existiera.

Es probable que este modelo de gestión de ideas, o simplemente el concepto de ‘compartir ideas’ sean utópicos. Pero lo utópico existe para ser perseguido, para no parar de luchar para que se llegue a cumplir. Y las ideas son eso, pero lo que las hace especiales es que las podemos llegar a hacer realidad, sin pausa pero sin prisa (como decía uno…) la paciencia es la clave de muchos éxitos, pero el éxito también es de quien forma parte de la idea. Compartamos y hagamos respetar, participar y enorgullecer de nuestras ideas porque de esa forma estaremos promoviendo que todo el mundo pueda tener ideas.

Rating: 4.8. From 13 votes.
Please wait...
2017-04-12T11:11:08+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies