Cómo hacer un presupuesto SEO.

presupuesto seoNo existe un formato único para realizar un presupuesto para el posicionamiento SEO de una web; en primer lugar decir que debemos huir de los formatos genéricos de presupuesto; cada propuesta económica se debe ajustar exclusivamente a las características del cliente en cuestión, y de sus objetivos.

El presupuesto SEO va a depender, esencialmente, del formato de negocio al que debamos enfocar la campaña; sin duda no es lo mismo una campaña para una tienda online; para un blog, o para una web corporativa, además cada modelo de negocio tendrá sus particularidades.

Otro factor que va a determinar el presupuesto, será principalmente el número de horas que debamos dedicar a cada proyecto; no es lo mismo una web con la mayor parte de su contenido estático, por ejemplo una web corporativa, que un e-commerce donde los productos varían, y generan una gran cantidad de url, tanto nuevas cómo que desaparecen porqué se deja de comercializar el producto, y en las cuales el trabajo SEO para posicionar nunca acaba. Tampoco nos va a llevar el mismo tiempo de dedicación, un sector con apenas competencia; con respecto a nichos de mercado donde hay un gran número de competidores.

Factores que influyen en el precio.

Hasta no hace mucho, de hecho se veían presupuestos de posicionamiento SEO basados en el número de palabras clave que el cliente quería posicionar; era cómo ir a comprar pescado, a tanto la Keyword; afortunadamente este tipo de prácticas van desapareciendo; y cada vez son más los profesionales del sector que centran sus esfuerzos en conseguir la visibilidad necesaria para que sus clientes SEO consigan resultados. En consecuencia, el tiempo que vamos a dedicar a un proyecto de posicionamiento va a depender de tres factores:

  • La auditoría, y el correspondiente informe SEO.
  • El volumen de competidores, y el tiempo que lleven haciendo posicionamiento.
  • El mercado objetivo de nuestro cliente SEO.

El coste de la auditoría ha de ser independiente del posterior trabajo de posicionamiento; en primer lugar porqué esta auditoría es totalmente necesaria para hacer un buen trabajo; y en segundo lugar, porqué sin conocer el punto de partida no podemos establecer objetivos coherentes.

¿Qué elementos determinan el precio?.

Análisis de situación.

La auditoría, cómo hemos visto anteriormente; es básica para poder ofrecer un presupuesto coherente. En la auditoría SEO vamos tener ideas sobre cómo hacerlo, y a recoger cómo mínimo los siguientes puntos:

  • Posicionamiento actual de la web.

  • Necesitamos conocer con exactitud en que punto se encuentra la web que vamos a posicionar; el objetivo no es otro que saber que trabajo deberemos afrontar, y que pasos daremos en primer lugar cómo SEO.

  • Si el sitio web tiene penalizaciones.

  • Disponemos de herramientas eficaces para saber si nuestro sitio web ha sido penalizado; bien sea por malas prácticas anteriores, o bien por ignorar que lo que estabamos haciendo con nuestra web era incorrecto.

  • Arquitectura de la web.

  • Es muy poco habitual encontrar páginas web que hayan sido construidas pensando en SEO; de hecho la mayoría de sitios web no disponen de una buena arquitectura; pensada con una búsqueda previa de las palabras clave más eficaces. Deberemos aportar al cliente un conjunto de mejoras técnicas para conseguir que el sitio web sea indexable.

  • Análisis del contenido.

  • El presupuesto final puede variar mucho en función de lo optimizado que esté el contenido; lo normal es encontrar dos casos opuestos; en primer lugar un contenido excesivamente optimizado para Google, y en consecuencia muy poco pensado para el usuario de la web; en otros casos un contenido web muy escaso, y que nos va a obligar a aplicar un buen número de medidas. También es preciso tener en cuenta el número de páginas de contenido con que cuenta el sitio web; en muchas ocasiones (demasiadas en mi experiencia cómo SEO) lo mejor es “tirar abajo” la web actual, y sugerir un cambio global. Optimizar el contenido es, sin lugar a duda, el proceso más laborioso.

  • Social Media.

  • Ya hemos visto en otros post, la importancia de las redes sociales en el posicionamiento SEO; resulta muy frecuente encontrar infinidad de widgets sociales en los sitios web; pero ni los contenidos sociales han sido pensados de forma estratégica; ni se ha establecido una política de publicaciones acorde con los intereses de la web.

La competencia.

Es preciso, antes de emprender cualquier tipo de acción de posicionamiento; un depurado análisis de la competencia directa, y del nicho de mercado donde queremos posicionar. Los sectores de actividad muestran grandes diferencias entre si, y sólo comprobando el sector donde se desempeña la actividad; conjuntamente con los actores que en ella vamos a encontrar, podremos en consecuencia establecer un adecuado presupuesto. Evidentemente nuestra experiencia en un sector determinado nos va a portar muchas pistas; no obstante es recomendable empezar cada proyecto cómo si fuese la primera vez.

Estrategia de palabras clave.

Las palabras clave que vamos a posicionar; uno de los factores críticos a la hora de determinar correctamente el mejor presupuesto para nuestro cliente. Tal y cómo hemos visto anteriormente; la auditoría del sitio web es trascendental; una buena estrategia de palabras clave puede superar, de largo las horas de trabajo de la auditoría; de una buena estrategia va a depender el éxito o el fracaso del posicionamiento de la web.

  • Elección de palabras clave.

  • La selección de palabras clave debemos realizarla, en primer lugar según la sugerencia de nuestro cliente; es obvio, quien mejor conoce el sector es él. En segundo lugar hay que investigar; si bien el cliente nos aporta palabras que sabe que son de su sector de influencia; ello no significa que sean las que mejores resultados le van a aportar. Será necesario, por tanto, efectuar un detallado análisis de las palabras que nos den mejor rendimiento con una menor competitividad.

  • Competitividad.

  • Cuantas personas pueden estar posicionando por la misma palabra clave, y que volumen de búsquedas se realizan; qué número de resultados devuelve la palabra clave; el equilibrio es centrar nuestro objetivo inicial en aquellas palabras clave que tengan un mayor tráfico, pero qué, además cuenten con menor competitividad.

  • Tipología.

  • Ahora toca definir la tipología de palabras clave con que vamos a competir; personalmente me inclino por las palabras de long tail.

    • Long Tail.

    Las palabras de long tail están formadas por 4 a 6 palabras; acostumbra a tener poca competitividad, no obstante el tráfico que generan acostumbra a ser de mucha calidad; por tanto mayor número de conversiones; estamos dando al usuario exactamente lo que busca.

    • Medium Tail.

    Por otra parte las palabras de medium tail, son mucho más genéricas, están formadas por 3 o 4 palabras; devuelven gran número de visitas; no obstante no siempre son de la calidad que buscamos.

    • Head Tail.

    Sin duda son palabras clave geniales, son tremendamente generales, con gran volumen de tráfico, y muy alta competitividad. Son las palabras clave por las que todos queremos posicionar; sin embargo el hecho de que sean tan generales no suele devolver un mayor número de conversiones.

Una vez efectuada nuestra elección de palabras clave; ha llegado el momento de preparar una estrategia a su alrededor. Hay dos opciones básicas, ir a posicionar por pocas palabras con mucho tráfico; o bien elegir un mayor número de palabras pero con menor tráfico. El secreto está en elegir bien; de hecho no es necesario ir a por todas las palabras clave que nos aporten un mayor tráfico; lo esencial es que nuestro cliente reciba un retorno sobre su inversión. La eficacia del posicionamiento se mide precisamente en ese factor, la eficacia.

Estrategia de contenidos.

Dejando de lado si el contenido es el Rey. La estrategia de contenidos que se prepare para el posicionamiento de la web, va a determinar en una parte importante el precio final del presupuesto que vamos a entregar a nuestro cliente. Resulta muy habitual que nuestro cliente quiera redactar sus propios contenidos; de hecho es algo digno de mención, no obstante, en la práctica resulta casi imposible. La redacción de contenidos precisa de una cadencia óptima, sobre todo en proyectos nuevos; resulta muy complejo que alguien no acostumbrado a redactar pensando en SEO, además de en la experiencia del usuario; redacte textos de calidad.

Cabe hacer un aparte en los artículos extremadamente técnicos; cómo puedan ser temas médicos, y que precisan que sean redactados por especialistas; recordemos que la información debe ser vertida de forma adecuada, y que de la calidad del texto depende su buen posicionamiento seo. Para evitar que los contenidos puedan ser considerados duplicados; sean inexactos, además contengan información inapropiada; es importante que sean redactados por un profesional, en este caso los costes del redactor especializado, que sabe cómo hacerlo perfectamente, también hay que reflejarlos en el presupuesto.

Difusión de contenidos en social media.

Las señales sociales cada vez aportan mayor autoridad al posicionamiento de contenidos; de hecho, un contenido que recibe muchas valoraciones positivas, y clics en su enlace; se traduce en visitas a la web, pero además le está aportando al motor de búsqueda una información de alto valor sobre el interés del contenido; por tanto hay que prestar especial atención a la gestión de las redes sociales, así cómo a la fórmula utilizada para compartir el contenido.

Si el cliente no dispone de un servicio que gestione sus redes sociales; deberemos, también, incluir ese coste en el presupuesto. La coordinación de publicación en medios sociales es muy importante para el posicionamiento de contenidos de una web; por tanto este punto hay que asegurarse de que se realice por parte de profesionales.

SEO ON page.

Ya hemos mencionado anteriormente la importancia de la arquitectura de la web; ha llegado el momento de optimizar las páginas para que obtengan la visibilidad óptima en los motores de búsqueda. El trabajo de optimización dependerá, en gran medida, de la amplitud del sitio web; además hay que contemplar que no se trata de hacer una optimización y esperar; al contrario, el trabajo no ha hecho más que empezar; a continuación hay que tener en cuenta la estrategia de contenidos que hemos preparado; de hecho el SEO ON page deberá ir siendo modificado conforme se introduzcan nuevos contenidos; por ejemplo, el caso de una tienda online; donde el número de productos va variando, y que se muestran en función de su disponibilidad; es mucho mayor que el de una web corporativa; donde sus páginas principales apenas van a sufrir cambios de forma frecuente.

Linkbuilding.

Uno de los trabajos más duros en posicionamiento SEO; el estudio de enlaces de nuestra competencia, además del necesario estudio de que enlaces deben apuntar a nuestra web, y donde exactamente es complejo. No se trata de dar de alta el sitio web en un montón de granjas de enlaces, ni de dar de alta manualmente en directorios especializados; se trata de conseguir enlaces de buena calidad y que aporten autoridad al sitio web.

La complejidad para conseguir estos enlaces debe contemplarse detalladamente en el presupuesto SEO; ya que un error en este punto puede hacer que el resto del trabajo sea mucho más duro.

En este punto trato de llegar a un acuerdo con el cliente; deberá aportar una parte del presupuesto que tenga previsto a este capítulo; pero además, debe comprometer una parte de los ingresos que consiga fruto del posicionamiento; en la mejora de calidad de estos enlaces. Lo hago de esta forma porqué me garantiza una inversión de refresco; cuando hayamos avanzado lo suficiente cómo para que resulte necesario.

Medición y análisis.

Sin acciones medibles no se puede evaluar los resultados; de hecho, es imposible obtener resultados sin conocer en que punto estamos en cada momento; con una correcta medición de los progresos de posicionamiento, además de un profundo análisis de los datos que vamos obteniendo; podremos ir adoptando medidas correctoras que nos permitan mejorar los distintos puntos clave mencionados hasta ahora. En conclusión, se trata de obtener la información necesaria, contrastarla, y aportar mejoras que determinen si el camino que estamos recorriendo es correcto.

También debemos observar con detenimiento a nuestra competencia; porqué ese es el factor que determina la evolución del trabajo; cómo están resolviendo su posicionamiento; cómo evolucionan sus enlaces, y cómo están evolucionando con respecto a las palabras clave objetivo; debe formar parte de nuestro trabajo diario; por tanto en nuestro presupuesto debemos tener en cuenta, también estas tareas de medición.

Explicar el presupuesto SEO

Conclusiones.

Ahora ha llegado el momento de redactar el presupuesto SEO; vamos a ver cómo hacerlo; mi consejo es dividirlo en tres apartados perfectamente diferenciados.

Por una parte todos los costes que el cliente deberá pagar una sola vez:

  • Auditoría
  • Análisis de situación.
  • Optimización del sitio web.
  • Estrategia de palabras clave.

En segundo lugar los costes variables y que van a formar parte de los pagos mensuales.

  • Generación de contenidos
  • Gestión de enlaces (linkbuilding)
  • Gestión de redes sociales.

Y para finalizar, los costes fijos mensuales en función de las horas estimadas de dedicación; así cómo el tiempo estimado para conseguir resultados. En este punto hay que adaptarse a la capacidad de inversión de nuestro cliente; no se puede tener un precio establecido por cliente; el precio debe ser único para cada proyecto. Es importante, sobre todo en mercados muy competitivos; que sea necesario realizar ajustes durante nuestro trabajo, y ese punto debemos estar preparados para asumirlo; ya que no estamos solos; nuestra competencia también se mueve para posicionarse mejor.

¿Necesitas un Presupuesto SEO para tu web?

Solicita aquí tu presupuesto SEO

Nombre
Email
Teléfono
Su web actual

¿Necesita aportar algún detalle? He leido y acepto la información sobre política de privacidad

Presupuesto SEO
5 (100%) 6 votes